23 may. 2011

DE OPORTO A SANTA TECLA (2 días)

1. Oporto

     En este viaje vamos a visitar algunas ciudades del Norte de Portugal. La primera parada será Oporto, ciudad un tanto en decadencia, donde el dicho "Cuando Lisboa gasta, Coimbra estudia, Braga reza, Oporto trabaja" es real y se hace de esta ciudad un lugar meramente de paso.
En Oporto podemos visitar:

- Catedral de Oporto

     Situada en el corazón del centro histórico de la ciudad, nos ofrece una imagen de iglesia fortaleza, poseedora de un gran mirador desde donde podemos observar una gran cantidad de iglesias y bodegas tan características de esta ciudad. Podemos ver en el exterior una escultura a Vimara Pérez, caudillo gallego que reconquistó la ciudad de Oporto en el año 868. En su interior, las grandes columnas hacen que aumente la sensación de estrechez y altura de la nave central, se trata de una decoración muy sobria.


- Estación de San Bento



Cerca de la Catedral encontramos la estación de San Bento, construida a principios del s. IX sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María y aún conserva ese aire melancólico y antiguo que caracteriza la ciudad de Oporto. La fachada es señorial pero es en su interior donde esconde su verdadera joya, un hall decorado con más de 20.000 azulejos en los que se retrata la historia de Portugal.




- Plaza de la Libertad

 En las proximidades de la estación encontramos esta plaza, la más importante de Oporto, que comunica el casco antiguo con la zona moderna de la ciudad. En el centro destaca la estatua ecuestre del rey Pedro IV, de diez metros de altura y en sus anexos podemos admirar el edificio de correos, diversos bancos o incluso el edificio pecualiar de Mc Donalds que a dia de hoy mantiene su decoración modernista.


- Iglesia y Torre de los Clérigos

Obra de Nicolau Nasoni, un toscano que trabajó gratuitamente en la obra, por encargo de la Hermandad de los clérigos pobres, dedicados a velar por el bienestar espiritual y material de los sacerdotes. El lugar donde se encuentra es un alto conocido como "cerro de los afacados (cerro de los ahorcados), porque en él se enterraban a los ajusticiados. La torre consta de 225 escalones y 76 metros de altura a la que podemos acceder.














- Libreria Lello e Irmao
En la Rua das Carmelitas, 144, descubrimos  un lugar muy peculiar, lleno de historia y misticismo. Cargada de un aire muy barroco encontramos esta librería, que junto a sus techos y estanterías talladas en madera, hacen que esta visita sea ineludible, ya que consigue dejar atónito y sorprendido a cualquier viajero que acceda a ella. Su escalera central se alza imperiosa y desafiante haciendo creer a todo el que asciende, que mágicamente va retorciéndose.


2. Guimaraes

"Aquí nació Portugal", este es el lema de la ciudad de Guimaraes, conocida como la cuna de Portugal, ciudad, que sabe conjugar los vestigios medievales con bellas avenidas de carácter barroco. Aquí podemos ver:


- Conjunto histórico

En Guimaraes encontramos un conjunto histórico formado por:

- Pazo duques de Braganza: Del siglo XV, mandado construir por el primer duque de Braganza, ya en el s. XIX fué convertido en cuartel y en el s. XX en museo.




      

- Castillo de Guimaraes: Situado en el Campo de San Mamés, ligado a las luchas de independencia de Portugal, siendo designado popularmente como la cuna de la nacionalidad. Lo más curioso del castillo es pasearlo admirando las vistas que nos ofrece.








- Iglesia de San Miguel: A los pies del castillo se sitúa esta iglesia románica del s. XII. Conserva la pila bautismal en la que recibió las aguas Alfonso Enríquez, quien cimentaría el reino portugués.











- En la salida del conjunto podemos observar una escultura de Alfonso Enríquez, primer rey de Portugal.


















- Iglesia de San Gualter

Al final de una gran alameda encontramos esta iglesia, sus dos torres es su elemento más identificativo, como dato anecdótico decir que en ellas tuvo que instalarse el primer pararrayos de la ciudad en 1870.
     







3. Braga

Braga es una ciudad histórica, conviene adentrarse en su casco histórico a través del arco de la Puerta Nueva, donde antiguamente se entregaban las llaves de la ciudad.
















Ya en el interior respiraremos otro aire diferente, aire medieval, sentiremos como el reloj cuenta más despacio las horas y una calma interna recorrerá nuestro cuerpo, aquí el tiempo no importa. Paseando por sus calles, podemos encontrar la Catedral de Braga , existe un dicho que dice "eres más vieja que la catedral de Braga" y es que, tras nulos intentos de las autoridades eclesiásticas de Santiago, la catedral fué construida y destruída después por un terremoto, siendo después reedificada hasta convertirse en uno de los más importantes templos del románico portugués.










Muy próxima, encontramos la plaza de Municipio, con "la Camara Municipal y Fonte do Pelicano".













Avanzando llegaremos a la Plaza de la República, aquí encontraremos uno de los efificios más simbólicos de Braga, conocido como "Arcada", debido a los arcos y soportales de su planta baja. Fué mandado construir en el siglo XVI por el arzobispo Diego de Sousa. Su función era la de facilitar el paso de carruajes y mulos que traían las mercancias a los mercaderes de la plaza. Justo dedrás podemos ver la Torre del Homenaje, únicos restos que quedan del castillo.



- Bom Jesus do Monte

En las afueras de Braga, encontramos un santuario portugués cuyo nombre significa "Buen Jesús del Monte". Importante atracción turística de Braga cuya característica más importante son sus escaleras monumentales barrocas, con capillas dedicadas al Vía Crucis, decoradas con esculturas de terracota que describen la Pasión de Cristo. Otra curiosidad son las capillas octogonales del interior de la iglesia, con estatuas que describían episodios posteriores a la Crucifixión, como el encuentro de Jesús con María Magdalena.








4. Viana do Castelo

Cerca de Braga encontramos esta bella población ubicada entre la desembocadura del Miño y Oporto, situada en lo alto del Monte de Santa Luzia y siendo uno de los principales atractivos de Viana y uno de los emblemas del país luso, se encuentra esta basílica. Lo más destacable es su escalinata, los tres enormes rosetones y la cúpula. Desde aquí obtenemos unas excelentes vistas panorámicas. En el interior de la basílica destaca el altar Mayor en mármol blanco, presidido por el Sagrado Corazón de Jesús.


En Portugal podemos comprar unos dulces típicos llamados "Manjericos", que me recuerdan a los "coquitos" que preparaba mi madre. Típico dulce de coco.



 





4. Tui

A unos 45 kms de Viana y ya en España podemos visitar el municipio de Tui, donde "la historia se hace piedra". En Tui podemos visitar:



- Catedral de Tui

Máximo exponente de la ciudad, iniciada en el s. XIII. Al gótico pertenece la fachada principal, primera de este estilo realizada en la Península Ibérica, en su tímpano diversas escenas relacionadas con el Nacimiento de Cristo.













Cerca de la Catedral y avanzando entre las estrechas callejuelas de piedra, encontramos la iglesia de San Telmo, patrón de la ciudad. Ejemplar único del barroco portugués en Galicia y edificada sobre la casa donde murió este santo dominico en el siglo XIII.
















Tui es en sí un mirador hacia el río Miño, en su lateral podemos observar la estampa de este conocido río y Portugal de frente.













5. Mirador de Santa Tecla

     Desde el monte de Santa Tecla podemos ver uno de los paisajes más bonitos de Galicia, con las vistas de Portugal en primera línea.


Al comenzar el ascenso por el monte, lo primero que nos llama la atención es el conjunto de cruces donadas por familias.









Ascendiendo encontramos un poblado castreño, su emplazamiento en la parte alta del monte parece responder a una función del control del tráfico marítimo y del acceso al interior del río. Aquí vivieron entre 3000 y 5000 personas.











Exactamente sus casas aunque ahora parezcan desorbitadas o mal ubicadas, eran ordenadas y bien establecidas.













Ya en la cima del monte, nos encontramos con un mirador con vistas al infinito, donde perder la vista en el horizonte es el mejor manjar del visitante.













Y, como es evidente, no puede faltar la ermita a Santa Tecla, donde podemos escribir en su dietario o pedirle algun deseo o promesa.

2 comentarios:

  1. Oporto es decadente y un tanto sucia, hay que tener cuidado con el ascenso a la catedral xD Braga es muy bonita y subir al monte de santa tecla cuesta 80 centimos xDD

    ResponderEliminar
  2. Yo, el verano pasado hice el mismo viaje aunque sin pasar por tui, pienso igual de oporto, es decadente y muy sucia, además de que tiene pinta de no ser muy segura.
    Lo que más me gustó fue guimaraes, me dio la sensación de estar en la edad media :P
    Me ha gustado mucho tu post.
    Saludos.

    ResponderEliminar