5 ago. 2016

RUTA POR LISBOA


 Lisboa, paraíso para enamorados y para los que no lo están también, donde pasear por sus callejuelas repletas de colores hacen de este destino una maravillosa experiencia de vida. Porque eso es viajar, aprender, vivir...


Comenzamos nuestra ruta en el PANTEÓN, antes conocido como la Iglesia de Santa Engracia. Entre los personajes ilustres que están sepultados encontramos sobre todo presidentes de la República Portuguesa y escritores.

 Un frío fuerte emana de su interior, vidas pasadas convertidas en polvo, un polvo que yace entre las anchas paredes de este lugar, tan triste, tan intenso.

Pero este lugar nos guarda una grata sorpresa.... ¿vienes?


 Cuando llegas arriba una sensación entre libertad, asombro y placer recorre tu cuerpo, Lisboa a tus pies te saluda, bajo ese semblante tranquilo, antiguo que gasta esta ciudad.



 Avanzamos hacia el Mirador de Gracia, uno de los más bonitos de Lisboa, aunque su nombre actual es Sophia de Mello Breyner Andresen, se conoce más comúnmente como Mirador de Gracia.

 Entre callejuelas llegamos al Castillo de San Jorge, primitivamente conocido como Castelo dos Mouros, este castillo yace en la colina más alta del centro histórico.
Después de este paseo ancestral, de absorber la ciudad y sus colinas vamos hacia el Barrio de Alfama, el más antiguo  típico de Lisboa, donde podemos encontrar los miradores de Portas do Sol y de Santa Luzia. ¿Conoces el Fado? pues este lugar es famoso por ello.

 Catedral o Sé de Lisboa, es la iglesia más antigua y ha sobrevivido a varios terremotos, demasiado turística pero bella a rabiar, merece la pena adentrarse entre sus pilares.



¡ Avanzamos!, Plaza del Comercio, una de las plazas más importantes y conocidas de la ciudad, aquí se asentó el Palacio Real de Lisboa durante más de 200 años. Podemos ver el arco triunfal de la Rua Augusta y la estatua de D. José I.

 Continuamos hacia el Barrio Alto, no hacemos mención al elevador de Santa Justa porque siempre anda atascado con colas y turistas y en realidad ya hemos visto la ciudad desde los mejores miradores. Barrio Alto, muy conocido en los años 80, bares, restaurantes y casas de fado eran lugar de entretenimiento de muchos, hoy en día sigue manteniendo vestigios de aquella época.

Y como no, no se nos puede olvidar el tranvía 28, dar una vuelta es una tradición única en esta ciudad, no puedes marcharte sin usarlo!




 Así es Lisboa, conocida por los griegos como Olissipo, nombre que pensaban que derivaba de Ulises (para los griegos Odiseo), debido a que fue la ciudad que según la mitología, fue fundada por Ulises en la Península Ibérica tras huir de Troya  antes de partir hacia el atlántico huyendo de la Coalición Griega. Mezcla de colores y sentidos, donde perderse en el tiempo es muy fácil, lo difícil es abandonarla, dejar allí un trocito de nosotros para poder llevarnos grandes recuerdos de este viaje, donde lo imposible es real y lo posible una mentira. Y tú.... ¿conoces Lisboa?


VI














 

10 jul. 2016

RUTA POR EL ALGARVE (PORTUGAL)

Portugal, pueblo vecino y poseedor de kilómetros de costa repleta de rocas doradas con figuras caprichosas, gigantes y abruptos acantilados, arena fina y aguas cristalinas.....en definitiva una maravilla de la naturaleza que no te puedes perder!




TAVIRA
Antiguo pueblo costero, dividido por el rio Gilao. En Tavira podemos visitar la Plaza de la República, Iglesia de la Misericordia, Santa Mª do Castelo donde descansan los restos mortales de D. Paio Peres Correia, quien ganó el Algarve en la Reconquista Ibérica y que expulsó a los árabes de Tavira en 1242. Podemos visitar tambien la Isla de Tavira accediendo desde ferry.

    Tavira

FARO
Es la mayor ciudad del sur de Portugal, aunque el Algarve destaca más por sus playas que por las ciudades en sí. En verano hay ferries que llevan a Praia da Ilha do Farol y praia da Ilha da Barreta, enclavada en medio del parque natural da Ria Formosa, con más de 170 kms cuadrados poseedores de lagunas, canales y salinas.


ALBUFEIRA
En 1755 fué devastada por un terremoto, aún así queda herencia musulmana. En árabe denominada Al-Buhera o Castillo en el Mar. Podemos numerosas playas.
 
PRAIA DE BENAGIL (cerca de Carvoeiro)
Excepcional, maravilloso, alucinante...son adjetivos que se quedan muy cortos para describir nuestra próxima parada, conocidas como "las cuevas del Algarve". Gigantes de piedra, obra de alguna divinidad caprichosa...







PORTIMÃO
Es el núcleo urbano principal de la zona Oeste del Algarve. La playa más famosa visitada de Portimão es Praia da Rocha, la más cercana al municipio (integrada en él), aunque también están las bellísimas playas de Alvor y Vau.




 
LAGOS
Lagos resume todos los contrastes que podamos encontrar en el Algarve, esto la convierte en una visita muy interesante para el viajero. Debido a su ubicación e importancia  económica, se convirtió en un centro de coordinación muy importante de los descubrimientos portugueses. En 1573, fue declarada ciudad por el rey Sebastián, convirtiéndose en la capital del reino del Algarve, posición que mantuvo durante el dominio español. En Lagos se construyeron carabelas que luego fueron usadas por los exploradores portugueses. También fue la primera ciudad de Europa que tuvo un mercado de esclavos. En Lagos encontramos multitud de playas, las más conocidas son Praia Dona Ana y Praia Do Camilo.

Es de visita obligada tambien Ponta da Piedade
 
SAGRES
Denominado "el fin del mundo" por los portugueses. De su cabo salieron los barcos hacia los grandes descubrimientos. Podemos visitar Plaza Da Republica, Fortaleza de Enrique el Navegante. Sus playas están menos masificadas y más tranquilas, eso si, con un clima ideal para surfistas.

Así es el Algarve, digno de ser uno de los destinos turísticos más importante de Europa, playas maravillosas de arena fina y agua transparente, paisajes de ensueño y lo mejor de todo...sus habitantes!!, no dejes escapar este maravilloso destino y visita el Algarve!

27 may. 2011

RIBEIRA SACRA (Cañón do Sil)

En esta ruta vamos a recorrer la Ribeira Sacra, este nombre podría proceder de la Edad Media "Rivoira Sacrata", por la cantidad de monasterios y templos repartidos por toda la zona.

Haremos hincapié en la zona "Cañón do Sil", la más escarpada y conocida de la Ribeira, que según cuenta la leyenda, "todo comenzó cuando el dios Júpiter, prendado de la hermosa tierra gallega quiso poseerla y, para ello la atravesó con un río, el Miño. Su mujer, la diosa Juno, celosa por tener que compartir su amor con una extraña, pensó que si en la faz de aquella hermosura abría una gran herida, Júpiter terminaría rechazándola. Esta herida que en algunos lugares llega a los 500 metros de profundidad, es lo que conocemos como los Cañoñes del Sil, un espectacular paraje que recorre el corazón de la Ribeira Sacra.

Se dice que "el Miño lleva la fama y el Sil el agua" y es en Os Peares, el punto preciso donde se juntan los dos grandes ríos, aguas arriba, por separado, forman profundos cañones. una de las formas más espectaculares de conocer la Ribeira Sacra es por el agua y aquí, en el embarcadero nos dirigimos hacia el catamarán, para adentrarnos en las gargantas del río.


Admiraremos los viñedos conservados y cuidados en escarpados bancales, acantilados que cierran el camino por el que vamos serpenteando, la naturaleza llega aquí a su máximo esplendor, un lugar especial y lleno de encanto, donde dejarse llevar no sólo es fruto del catamarán, sino de nuestros sentidos.






Existen además numerosos miradores salpicados entre rutas monumentales, uno de los más conocidos es el de Vilouxe, se accede por la carretera que va desde Alberguería a Parador do Sil y nos hará partícipes de sus maravillosas vistas.









Nos dirigimos a Montederramo, donde se sitúa el monasterio de Santa María, siendo lo que más llama la atención del viajero, la carcada de su plaza anexa, el monasterio puede ser visitado.









Avanzamos hacia Castro Caldelas, donde podremos adquirir un producto típico y muy conocido de la Ribeira Sacra, su "bica amantecada", bizcocho singular bastante bueno.








Aquí tambien nos encontramos con el Castillo de Lemos, al que podremos acceder en su totalidad y subir a la torre para divisar las vistas a la Ribeira.











Seguimos nuestra ruta hacia San Pedro de Rocas, en el concello de Esgos. Aquí vamos a visitar el eremitorio, iglesia rupestre que data del año 573.











Es en su interior donde perplejos y atónitos podremos admirar la singularidad de este lugar que no dejará a nadie indiferente. Tanto sus tallas, como las tumbas, como el orificio del techo para que acceda un poco de luz nos sumergirán en un lugar un tanto terrorífico, donde unido al hecho de encender las luces del lugar y una música un tanto lúgubre, harán que este espacio sea uno de los que dejan huella hasta el infinito en nuestras memorias.














Y como si de una película de miedo se tratase, en el suelo de la cripta, podemos observar las tumbas de "aquellos entonces", tumbas en las que podemos acertar la forma en la que el difunto era enterrado.










En el exterior, avanzando por el sendero indicado, podremos finalizar la ruta en la fuente de San Benito, cuyas lenguas dicen que el agua es purificadora y cura las verrugas.

23 may. 2011

DE OPORTO A SANTA TECLA (2 días)

1. Oporto

     En este viaje vamos a visitar algunas ciudades del Norte de Portugal. La primera parada será Oporto, ciudad un tanto en decadencia, donde el dicho "Cuando Lisboa gasta, Coimbra estudia, Braga reza, Oporto trabaja" es real y se hace de esta ciudad un lugar meramente de paso.
En Oporto podemos visitar:

- Catedral de Oporto

     Situada en el corazón del centro histórico de la ciudad, nos ofrece una imagen de iglesia fortaleza, poseedora de un gran mirador desde donde podemos observar una gran cantidad de iglesias y bodegas tan características de esta ciudad. Podemos ver en el exterior una escultura a Vimara Pérez, caudillo gallego que reconquistó la ciudad de Oporto en el año 868. En su interior, las grandes columnas hacen que aumente la sensación de estrechez y altura de la nave central, se trata de una decoración muy sobria.


- Estación de San Bento



Cerca de la Catedral encontramos la estación de San Bento, construida a principios del s. IX sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María y aún conserva ese aire melancólico y antiguo que caracteriza la ciudad de Oporto. La fachada es señorial pero es en su interior donde esconde su verdadera joya, un hall decorado con más de 20.000 azulejos en los que se retrata la historia de Portugal.




- Plaza de la Libertad

 En las proximidades de la estación encontramos esta plaza, la más importante de Oporto, que comunica el casco antiguo con la zona moderna de la ciudad. En el centro destaca la estatua ecuestre del rey Pedro IV, de diez metros de altura y en sus anexos podemos admirar el edificio de correos, diversos bancos o incluso el edificio pecualiar de Mc Donalds que a dia de hoy mantiene su decoración modernista.


- Iglesia y Torre de los Clérigos

Obra de Nicolau Nasoni, un toscano que trabajó gratuitamente en la obra, por encargo de la Hermandad de los clérigos pobres, dedicados a velar por el bienestar espiritual y material de los sacerdotes. El lugar donde se encuentra es un alto conocido como "cerro de los afacados (cerro de los ahorcados), porque en él se enterraban a los ajusticiados. La torre consta de 225 escalones y 76 metros de altura a la que podemos acceder.














- Libreria Lello e Irmao
En la Rua das Carmelitas, 144, descubrimos  un lugar muy peculiar, lleno de historia y misticismo. Cargada de un aire muy barroco encontramos esta librería, que junto a sus techos y estanterías talladas en madera, hacen que esta visita sea ineludible, ya que consigue dejar atónito y sorprendido a cualquier viajero que acceda a ella. Su escalera central se alza imperiosa y desafiante haciendo creer a todo el que asciende, que mágicamente va retorciéndose.


2. Guimaraes

"Aquí nació Portugal", este es el lema de la ciudad de Guimaraes, conocida como la cuna de Portugal, ciudad, que sabe conjugar los vestigios medievales con bellas avenidas de carácter barroco. Aquí podemos ver:


- Conjunto histórico

En Guimaraes encontramos un conjunto histórico formado por:

- Pazo duques de Braganza: Del siglo XV, mandado construir por el primer duque de Braganza, ya en el s. XIX fué convertido en cuartel y en el s. XX en museo.




      

- Castillo de Guimaraes: Situado en el Campo de San Mamés, ligado a las luchas de independencia de Portugal, siendo designado popularmente como la cuna de la nacionalidad. Lo más curioso del castillo es pasearlo admirando las vistas que nos ofrece.








- Iglesia de San Miguel: A los pies del castillo se sitúa esta iglesia románica del s. XII. Conserva la pila bautismal en la que recibió las aguas Alfonso Enríquez, quien cimentaría el reino portugués.











- En la salida del conjunto podemos observar una escultura de Alfonso Enríquez, primer rey de Portugal.


















- Iglesia de San Gualter

Al final de una gran alameda encontramos esta iglesia, sus dos torres es su elemento más identificativo, como dato anecdótico decir que en ellas tuvo que instalarse el primer pararrayos de la ciudad en 1870.
     







3. Braga

Braga es una ciudad histórica, conviene adentrarse en su casco histórico a través del arco de la Puerta Nueva, donde antiguamente se entregaban las llaves de la ciudad.
















Ya en el interior respiraremos otro aire diferente, aire medieval, sentiremos como el reloj cuenta más despacio las horas y una calma interna recorrerá nuestro cuerpo, aquí el tiempo no importa. Paseando por sus calles, podemos encontrar la Catedral de Braga , existe un dicho que dice "eres más vieja que la catedral de Braga" y es que, tras nulos intentos de las autoridades eclesiásticas de Santiago, la catedral fué construida y destruída después por un terremoto, siendo después reedificada hasta convertirse en uno de los más importantes templos del románico portugués.










Muy próxima, encontramos la plaza de Municipio, con "la Camara Municipal y Fonte do Pelicano".













Avanzando llegaremos a la Plaza de la República, aquí encontraremos uno de los efificios más simbólicos de Braga, conocido como "Arcada", debido a los arcos y soportales de su planta baja. Fué mandado construir en el siglo XVI por el arzobispo Diego de Sousa. Su función era la de facilitar el paso de carruajes y mulos que traían las mercancias a los mercaderes de la plaza. Justo dedrás podemos ver la Torre del Homenaje, únicos restos que quedan del castillo.



- Bom Jesus do Monte

En las afueras de Braga, encontramos un santuario portugués cuyo nombre significa "Buen Jesús del Monte". Importante atracción turística de Braga cuya característica más importante son sus escaleras monumentales barrocas, con capillas dedicadas al Vía Crucis, decoradas con esculturas de terracota que describen la Pasión de Cristo. Otra curiosidad son las capillas octogonales del interior de la iglesia, con estatuas que describían episodios posteriores a la Crucifixión, como el encuentro de Jesús con María Magdalena.








4. Viana do Castelo

Cerca de Braga encontramos esta bella población ubicada entre la desembocadura del Miño y Oporto, situada en lo alto del Monte de Santa Luzia y siendo uno de los principales atractivos de Viana y uno de los emblemas del país luso, se encuentra esta basílica. Lo más destacable es su escalinata, los tres enormes rosetones y la cúpula. Desde aquí obtenemos unas excelentes vistas panorámicas. En el interior de la basílica destaca el altar Mayor en mármol blanco, presidido por el Sagrado Corazón de Jesús.


En Portugal podemos comprar unos dulces típicos llamados "Manjericos", que me recuerdan a los "coquitos" que preparaba mi madre. Típico dulce de coco.



 





4. Tui

A unos 45 kms de Viana y ya en España podemos visitar el municipio de Tui, donde "la historia se hace piedra". En Tui podemos visitar:



- Catedral de Tui

Máximo exponente de la ciudad, iniciada en el s. XIII. Al gótico pertenece la fachada principal, primera de este estilo realizada en la Península Ibérica, en su tímpano diversas escenas relacionadas con el Nacimiento de Cristo.













Cerca de la Catedral y avanzando entre las estrechas callejuelas de piedra, encontramos la iglesia de San Telmo, patrón de la ciudad. Ejemplar único del barroco portugués en Galicia y edificada sobre la casa donde murió este santo dominico en el siglo XIII.
















Tui es en sí un mirador hacia el río Miño, en su lateral podemos observar la estampa de este conocido río y Portugal de frente.













5. Mirador de Santa Tecla

     Desde el monte de Santa Tecla podemos ver uno de los paisajes más bonitos de Galicia, con las vistas de Portugal en primera línea.


Al comenzar el ascenso por el monte, lo primero que nos llama la atención es el conjunto de cruces donadas por familias.









Ascendiendo encontramos un poblado castreño, su emplazamiento en la parte alta del monte parece responder a una función del control del tráfico marítimo y del acceso al interior del río. Aquí vivieron entre 3000 y 5000 personas.











Exactamente sus casas aunque ahora parezcan desorbitadas o mal ubicadas, eran ordenadas y bien establecidas.













Ya en la cima del monte, nos encontramos con un mirador con vistas al infinito, donde perder la vista en el horizonte es el mejor manjar del visitante.













Y, como es evidente, no puede faltar la ermita a Santa Tecla, donde podemos escribir en su dietario o pedirle algun deseo o promesa.