27 may. 2011

RIBEIRA SACRA (Cañón do Sil)

En esta ruta vamos a recorrer la Ribeira Sacra, este nombre podría proceder de la Edad Media "Rivoira Sacrata", por la cantidad de monasterios y templos repartidos por toda la zona.

Haremos hincapié en la zona "Cañón do Sil", la más escarpada y conocida de la Ribeira, que según cuenta la leyenda, "todo comenzó cuando el dios Júpiter, prendado de la hermosa tierra gallega quiso poseerla y, para ello la atravesó con un río, el Miño. Su mujer, la diosa Juno, celosa por tener que compartir su amor con una extraña, pensó que si en la faz de aquella hermosura abría una gran herida, Júpiter terminaría rechazándola. Esta herida que en algunos lugares llega a los 500 metros de profundidad, es lo que conocemos como los Cañoñes del Sil, un espectacular paraje que recorre el corazón de la Ribeira Sacra.

Se dice que "el Miño lleva la fama y el Sil el agua" y es en Os Peares, el punto preciso donde se juntan los dos grandes ríos, aguas arriba, por separado, forman profundos cañones. una de las formas más espectaculares de conocer la Ribeira Sacra es por el agua y aquí, en el embarcadero nos dirigimos hacia el catamarán, para adentrarnos en las gargantas del río.


Admiraremos los viñedos conservados y cuidados en escarpados bancales, acantilados que cierran el camino por el que vamos serpenteando, la naturaleza llega aquí a su máximo esplendor, un lugar especial y lleno de encanto, donde dejarse llevar no sólo es fruto del catamarán, sino de nuestros sentidos.






Existen además numerosos miradores salpicados entre rutas monumentales, uno de los más conocidos es el de Vilouxe, se accede por la carretera que va desde Alberguería a Parador do Sil y nos hará partícipes de sus maravillosas vistas.









Nos dirigimos a Montederramo, donde se sitúa el monasterio de Santa María, siendo lo que más llama la atención del viajero, la carcada de su plaza anexa, el monasterio puede ser visitado.









Avanzamos hacia Castro Caldelas, donde podremos adquirir un producto típico y muy conocido de la Ribeira Sacra, su "bica amantecada", bizcocho singular bastante bueno.








Aquí tambien nos encontramos con el Castillo de Lemos, al que podremos acceder en su totalidad y subir a la torre para divisar las vistas a la Ribeira.











Seguimos nuestra ruta hacia San Pedro de Rocas, en el concello de Esgos. Aquí vamos a visitar el eremitorio, iglesia rupestre que data del año 573.











Es en su interior donde perplejos y atónitos podremos admirar la singularidad de este lugar que no dejará a nadie indiferente. Tanto sus tallas, como las tumbas, como el orificio del techo para que acceda un poco de luz nos sumergirán en un lugar un tanto terrorífico, donde unido al hecho de encender las luces del lugar y una música un tanto lúgubre, harán que este espacio sea uno de los que dejan huella hasta el infinito en nuestras memorias.














Y como si de una película de miedo se tratase, en el suelo de la cripta, podemos observar las tumbas de "aquellos entonces", tumbas en las que podemos acertar la forma en la que el difunto era enterrado.










En el exterior, avanzando por el sendero indicado, podremos finalizar la ruta en la fuente de San Benito, cuyas lenguas dicen que el agua es purificadora y cura las verrugas.

2 comentarios:

  1. Bonito blog!! Te llevo enlazad@ para no perderme ninguna actualización.

    ResponderEliminar
  2. gracias!! me alegro de que te guste :D

    ResponderEliminar